Gracias por leerme

No tengo la intención de exponer mi vida trágica o feliz, sólo tener un recipiente de ideas, experiencias y emociones, ¿por qué? porque se puede.

22 abr. 2015

Argentina

País 22 y 23 Uruguay. De los países que más he disfrutado, tan grande para visitar en sólo 19 días, así que elegí el sur, la Patagonia, más por casualidad que porque en realidad haya hecho una búsqueda exhaustiva de lugares turísticos para visitar. El recorrido fue el siguiente: Buenos Aires- Colonia- Montevideo- El Calafate- Bariloche- Mendoza- y de nuevo BA.

Jamás he visto nevar, mucho menos algún glaciar. Caminar sobre el glaciar de la montaña Perito Moreno, ha sido sin duda una de las mejores experiencias de mi vida. El hielo en el que caminas es tal blanco que encandila como el sol. ¿Cuándo volveré a ver un paisaje similar...?

Dos ciudades visitamos en la Patagonia, El calafate y Bariloche, de los mejores paisajes que he visto en mi vida, los vientos más helados que he sentido y una tranquilidad y buena energía no esperada.



La comida y el vino, como era de esperarse, resultaron ser unos de los más grandes atractivos de los dos países y lo más barato.

Argentina y Uruguay comparten mucha cultura, en sí no pudiera encontrar muchas diferencias entre comida, tradiciones, la gente, el ambiente. Pero no diré esto delante de los uruguayos porque puede ser que no les guste mucho. Históricamente deben tener las mismas raíces culturales, compartidas seguramente con otros varios países, pero claro, el nacionalismo hace difícil identificarlo y/o aceptarlo. Nos pasa a muchos. El mate, los asados, el dulce de leche, los alfajores, en los dos países son excelentes y saber exactamente a quién le pertenecen, pasan a último nivel de importancia.

Este ha sido uno de los viajes más caros de mi historia. Tal vez influyó que los argentinos tienen una restricción para acceder al dolar, entonces sólo podía obtener de cajeros automáticos, moneda argentina. Sin embargo, si llevas dolares como moneda de cambio, puedes tener por cada dolar en el mercado negro, 12 pesos argentinos, mientras que el cambio oficial está al rededor de 8 pesos. Una gran diferencia siendo turista, sin duda.

Me sorprendió la amabilidad de la gente en todo Argentina y en Uruguay, definitivamente más corteses que los mexicanos, saludando, agradeciendo constantemente. Esto, para una persona como yo, distraída acerca de éstas actitudes sociales de amabilidad, resultó peculiar y un aprendizaje. Creo que estaré más atenta con las palabras "gracias" y "por favor".

Qué guapos son en verdad los hombres en Argentina, pero más en Uruguay. Esta vez no me enamoré de ninguno. Me alegra haber ido con la mente y el espíritu despejado de cualquier sentimiento por el estilo y de alguna relación, así pude disfrutar aún más de mi y de mi recorrido por allí.

Como siempre, aprendí mucho de mi en este viaje. Descubrí porqué me juzgo a mi misma y me califico en cada viaje delante de quienes han sido mis compañeros de viaje. Entiendo un poco más mi neurosis y mal carácter viajando, aunque aún no lo justifico y me esfuerzo en cambiarlo, aunque se vuelva tan difícil.

Aprendí también que se debe escoger muy bien a la compañía de viaje, "debe ser alguien que comparta un poco tu visión de la vida y de los viajes", escuché o lo dije, ya no recuerdo. Blanca, quien me acompañó en este recorrido, resultó ser una buena amiga, paciente y atenta, pero muy diferente a mi; no lo soporté. Hay una gran diferencia entre ser turista y viajera, eso éramos nosotras.

Quisiera regresar a estos países, sí. Pensé tal vez estudiar en Argentina. Parece un buen lugar para vivir, a pesar de los problemas económicos y sociales no tan distintos a los de México, con la diferencia de que, al parecer, los argentinos protestan ante lo que consideran no les conviene o les afecta.

Agradecida con la vida por la oportunidad de haber estado en aquel lado del mundo, en aquel lado Latino, en el sur.

10 mar. 2015

Políticos muy mexicanos

Mucho criticamos los mexicanos a esos otros mexicanos que se encentran en el poder de la esfera política. He pasado incontables malestares, enojos y frustraciones preguntándome por qué no tienen ni un poco de amor por su propio país, por la gente a la cual se supone deban proteger y la que, fuera de supuestos, paga sus sueldos.

Pero después veo a mi alrededor, veo a mi familia, amigos y no tan amigos, compañeros de trabajo, incluso a mi misma, y somos esos mismos mexicanos despreocupados por el otro, egocéntricos, sin conciencia de que en su actuar recaen grandes consecuencias también para los demás, ignorantes y cómodos, además, con ese estado de ignorancia.

Me lastima cuando escucho aquellos anuncios sobre mi país, que hablan de la calidad y calidez de su gente, me siento negativa al no saber si esa buena gente ya es la minoría. Veo una realidad que no me gusta y a veces tampoco me queda claro qué puedo hacer yo al respecto, en una sociedad que se mimetiza con el lema "el que no tranza, no avanza".

13 ene. 2015

Perú

El verano estuve en este país, fue un viaje organizado, en inicio, para llevar a mi mamá conmigo. A ella le gusta mucho viajar y, al ser una persona de 71 años de edad, quisiera aprovechar las oportunidades que tengamos para viajar con ella. Para mi fue un viaje diferente, de un país tan grande, solo pude conocer dos ciudades, Lima y Cusco, esto para no agitar demasiado a mi madre.

Lima es una ciudad muy complicada, no puedo decir que en realidad me gustó, a excepción de un par de barrios famosos de la ciudad, en general, es una ciudad muy contaminada, con caos de trafico. Pero su comida, qué delicia, el tan afamado ceviche sobre todo.

En Lima nos hospedó una couchsurfer colombiana, Pao, y su esposo peruano, esta ha sido una de las mejores experiencias que he tenido con el grupo de viajeros, ayudaron mucho a mi madre y a mi. Nos trataron como parte de su familia.

Después de un par de días en Lima, seguimos hacia Cusco, esta ciudad se caracteriza, además por ser el punto principal para llegar al majestuoso Machu Pichu, por tener una gran altura, aspecto que no tomé en cuenta previamente y nos costó un par de días en el hospital, porque a mi mamá le pegó bastante duro. Fue una situación muy desesperante, o preocupante, pero al final todo salió bien. Mi madre tuvo que regresar a Lima con Pao y yo seguí el recorrido a la ciudad más importante en la cultura Inca.

Sí, definitivamente estar ahí es impresionante, la vista, el ambiente, la altura, son muy particulares. No imagino cómo se puede construir una ciudad tan perfecta en el centro de unas montañas inmensas. Llegar ahí es fácil y no tan caro, pero si vas de mochila y/o prefieres la onda exploradora, cuidado, en lo personal, pocas veces he sentido tanto cansancio físico. Pero al final, vale la pena.



Cusco, por su parte, es una ciudad linda en su centro, con muchas callejuelas, colores, arte y artesanía; indígenas hermosas con las que puedes tomarte una foto por 1 dólar. Insisto, aquí también se puede disfrutar de una comida deliciosa. Al rededor, muchos lindos paisajes, las montañas altas entre café y verde. Se respira un ambiente muy bohemio, pero también contaminado. La ciudad está llena de turistas que se mueven, por lo general en taxi, a través de esas pequeñas calles, eso hace fea, aunque solo un poco, a esta linda ciudad.

La gente de Perú tiene fama de ser un tanto grosera, mal encarada, son algunos adjetivos que había escuchado, pude confirmarlo con un par de personas, pero hubo otro par que compensaba la experiencia. Aunque yo no lo llamaría grosera, tal vez son un tanto ariscos con los turistas. Fuimos bien tratadas en general, pero en comparación con México u otros países, la comunicación podría haber sido más amable.

Me llevo de este viaje una gran experiencia de protección y amor hacia mi mama, un reconocimiento o de su impetú y de su edad. Sabores de deliciosos platillos, cerveza y pisco; y un poco de conocimiento acerca de donde se asentó una de las culturas indígenas más importantes en Latinoamérica.

10 ene. 2015

Floja

En México se le llama floja a una persona perezosa a la que cuesta trabajo o no le gusta mantenerse activa. Yo siempre me he considerado con estas características. 

Me arrepiento de mi flojera, aunque a decir verdad la disfruto mucho, esos largos domingos haciendo simplemente nada, o esas horas en contemplación de mis pensamientos que sólo implican sueños que me encantaría se hicieran realidad.

Me arrepiento sobre todo de mi flojera para escribir. En los últimos años he descuidado mucho mi diario, ya sea en papel o este blog. Me he visto envuelta en situaciones tan dramáticas con amores platónicos, que me han llenado de flojera para hacer cosas mas interesantes como escribir. 

A veces me sorprendo recordando, traslapando y confundiendo recuerdos, ya no llevo una secuencia lógica de viajes y vivencias. Me gusta mucho mi historia, lo que he vivido, sé que escribir es una manera de permanecer en los buenos recuerdos.

A modo de tonto propósito de año nuevo, dejaré mi cómoda flojera y me dispongo a escribir mucho más.

16 jul. 2014

Así está la cosa:

Desde que Peña Nieto entro al poder del gobierno mexicano hace dos años, se ha dedicado a incumplir las promesas hechas en su campaña electoral y, por el contrario, ha propuesto una serie de reformas constitucionales que, en general, afectan al pueblo y benefician a los como él.

No digo a ciencia cierta que todo lo propuesto y modificado en las reformas, por cierto, ya aprobadas por el legislativo, sean del todo malas, pero en lo que a mi respecta como ciudadana clase media, trabajadora profesionista independiente, me afectan de maneras específicas.

Según he entendido, una de las reformas, la política, entre otras muchas características que seguramente desconozco o no comprendo, permite que un diputado o senador gane más de 200 mil pesos mensuales y además los gane por hasta ocho años, ya que esta misma reforma, permite la reelección. Mientras tanto tú, mexicano clase mediero, ganas 20 veces menos y los más probable es que trabajes mucho más y mejor que ese a quien pusiste en esa posición. Sin contar que, como político, tendrá derecho a autos, casas, lujos, y a ti te será imposible adquirir una casa propia, o darte esas vacaciones deseadas, gracias a esa misma reforma que decrece las prestaciones que eran por ley y los contratos a largo plazo. Y todo esto, mientras tu presidente viaja en el avión más caro del mundo, el cual compró con tu dinero.

Después viene la reforma hacendaria o de impuestos, la cual, si te descuidas un poquito, te cobra hasta tres veces el IVA sobre los productos que consumes. Hacienda ahora tiene todo el derecho a revisar tus cuentas, ingresos y egresos, de tal manera que por cada peso que entra a tu bolsillo, mínimo 16% les toque a ellos. Ahora resulta que el señor que tiene un puesto de fruta en el parque, tendrá que darse de alta en el sistema, y declarar mensualmente lo que gana, cuando lo más probable es que no sepa utilizar una computadora y no tenga el tiempo y el dinero para perderlos un día al mes yendo a atender procesos mal explicados por los "servidores" públicos. Y deja tú, mexicano, que se cobren los impuestos correspondientes pero, ¿EN DÓNDE ESTÁN ESOS IMPUESTOS? si las calles están rotas, si vivimos siempre inseguros, si las oficinas de gobiernos son un nido de corrupción y burocracia...

La reforma de telecomuncaciones, como es bien sabido, monopoliza los medios de comunicación y elimina todos aquellos pequeños medios en radio, televisión y prensa escrita que a nuestras autoridades no les convengan. Como usuarios, nuestra privacidad ahora es nula; digo, el que nada debe nada teme, pero la privacidad, la libre expresión y el acceso a la información son derechos universales.

La reforma que más famosa se ha convertido a nivel internacional, aunque no a nivel nacional, es la energética. Sí, nos quitan el petroleo, aunque algunos de mis amigos aún dicen la frase "hay que modernizarnos"... será por esa publicidad de Peña Nieto que decía exactamente lo mismo. Y en lo personal estoy muy de acuerdo, hay que modernizarnos pero, privatizar (por que se privatiza, Sí) no es modernizar, modernizar hubiera sido apostar por energías renovables, o todas esas nuevas energías que utilizan los países más conscientes y de las cuales sé poco.  Se vendió la empresa pública nacional más importante que teníamos, ya no es nuestra. Además, no se vendió sólo la empresa; como bien dicen las letras chiquitas de esta reforma, los extranjeros que invierten en PEMEX podrán solicitar las tierras y todo lo que en ellas haya, al país (comuneros y ejidatarios) para poder llevar a cabo su chamba como mejor puedan. Ah... y sin contar que los procesos que llevarán a cabo para la extracción y refinamiento del petroleo contraminarán suelo, aire y agua y en poco tiempo nos veremos envueltos en un montón de enfermedades.

No es un secreto que los gobiernos en nuestro país siempre han venido haciendo esta clase de cochinadas para beneficiarse a ellos mismos y dejar a la población peor de como la encontraron cuando entraron al poder. Pero en esta ocasión veo una gran diferencia, mucha población joven con acceso aún a medios de comunicación alternativos, sabemos que nos están chingando y de frente, pero no hacemos nada. Es nuestra responsabilidad dejar nuestro rol de mexicano agachón-inconsciente-conformista, y salir a la calle y mostrar inconformidad, coraje; de exponerla en una red social o en una mesa en la comida familiar, en una noche de reunión de amigos. Es nuestro deber informarnos y comunicarlo a quienes menos informados están, es nuestro deber que no nos valga madres. Es nuestro deber no pasar a ser la generación joven que pudo haber hecho algo y la generación donde más nos chingaron. Es nuestra obligación tratar de hacer algo mejor, por los hijos que tenemos o vamos a tener. Ya no se valen frases como:
"a mi no me importa la política",
"el gobierno que haga su chamba, yo hago la mía",
"yo desde mi posición genero cambios",
" los que se quejan sólo pierden el tiempo, que se pongan a trabajar".

¿No te da coraje tanto que trabajas y lo poco que ganas? ¿No te da coraje ver a tanta y tanta gente pobre por las calles? ¿No te duelen los niños "de la calle", los migrantes? ¿No te dan asco los shows de los políticos de mierda? ¿No te da miedo ver tu futuro en este país?



31 may. 2014

No soy yo

Vas a encontrar a una chica, no tan complicada como yo, no con tantas cosas en la cabeza, no con tantas telarañas y miedos.
Vas a encontrar a esa chica que se parezca a ti, a quién no lo afligen las pequeñas cosas de la vida, para quien las circunstancias han sido más fáciles, alguien que no vea la vida con una lupa incluida.
Vas a encontrar a esa chica que no te te quiera con tanta pasión, que sólo te quiera. Quien se conforme, quien no busque más. Quien sólo piense en el momento, quien no se cuestione. Yo no soy.